Ortomol | Leches infantiles
51600
single,single-post,postid-51600,single-format-standard,qode-core-1.0.3,ajax_fade,page_not_loaded,,brick-ver-1.4, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,transparent_content,overlapping_content,wpb-js-composer js-comp-ver-4.5.3,vc_responsive
 

Leches infantiles

headerlecheinfantil

Leches infantiles

La lactancia materna tiene ventajas tanto para el bebé como para la madre. La leche materna contiene todos los nutrientes que necesita el bebé para poder desarrollarse adecuadamente. Además, dar el pecho ayuda a la madre a recuperar su forma física anterior al embarazo.

Las primeras gotitas de leche materna que recibe tu bebé juegan un papel muy importante en su desarrollo y el de su sistema inmunológico.

Esta leche de apariencia entre blancuzca y amarillenta se llama calostro, y es rica en nutrimentos y anticuerpos que tu bebé necesita justo después de nacer.

La leche materna es el mejor alimento para el bebé, sin embargo, en ocasiones algunas mujeres deciden dar a sus hijos leche artificial:

LECHE DE INICIO: (0-6 meses)

Esta leche infantil es la adecuada para los bebés lactantes. Sustituye a la leche materna por lo que trata de reproducir fielmente su composición. Se emplea como alimentación única y no se necesita ningún complemento alimentario.

La leche de primera edad está producida a base de la leche de vaca, aunque su composición ha sido profundamente modificada para responder a las necesidades específicas del niño de pecho. Esta leche contiene, con relación a la leche de vaca, menos proteínas, más glúcidos y más ácidos grasos esenciales para el desarrollo del cerebro.

LECHE DE CONTINUACION: (6-12 meses)

En esta etapa evolutiva los bebés tienen un peso superior y necesitan un aporte calórico y proteico más alto. La necesidad de hierro también es superior. La leche de continuación trata de satisfacer estas nuevas necesidades de los niños.

LECHE DE CRECIMIENTO (12-18 meses)

La leche de crecimiento cubre las necesidades de los bebés a partir de los 12 meses de edad. A esta edad el niño come prácticamente de todos los grupos de alimentos. La leche es un complemento que aporta minerales, vitaminas y ácidos grasos esenciales.

La leche de crecimiento es el último paso antes de introducir la leche de vaca en la alimentación infantil.

LECHES ADAPTADAS O LECHES ESPECIALES

Existen diferentes tipos de leches de primera edad adaptadas a las necesidades específicas de los bebés que no toleran la leche de primera edad “estándar”. Así, podemos encontrar en el mercado:

  • Leche hipo alérgica, especialmente aconsejada para la transición entre la lactancia y el biberón o en caso de lactancia mixta.
  • Leche antiregurgitación: en caso de regurgitaciones importantes.
  • Leche acidificada: en caso de problemas intestinales (cólicos, estreñimientos,…)
  • Leche sin lactosa: en caso de problemas intestinales y de inmadurez del sistema digestivo (cólicos o diarreas en niños de más de 3 meses).

Leche hidrolizada: está indicada en el tratamiento de: Alergia o intolerancia a las proteínas de leche de vaca, intolerancia congénita a la lactosa, gastroenteritis aguda que cursa con deficiencia de lactasa

No Comments

Post a Comment