Ortomol | Piojos, ¡me traen de cabeza!
51586
single,single-post,postid-51586,single-format-standard,qode-core-1.0.3,ajax_fade,page_not_loaded,,brick-ver-1.4, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,transparent_content,overlapping_content,wpb-js-composer js-comp-ver-4.5.3,vc_responsive
 

Piojos, ¡me traen de cabeza!

headerpiojosno

Piojos, ¡me traen de cabeza!

La rutina, el cole, los horarios…Recogemos a nuestros hijos y de pronto…¿se está rascando la cabeza? Activamos todas las alarmas ante sospecha de piojos, pensando en miles de tópicos y  sin  poder evitar que nuestra mano vaya sola a rascarnos el cuero cabelludo. ¿Y ahora qué?

       ¡Que no cunda el pánico! Lo primero es asegurarnos de la existencia o no de éstos indeseables insectos. Para ello, es necesario una primera y concienzuda inspección visual de toda la zona. Lo mejor es revisar todo el cuero cabelludo a la luz del día siempre que sea posible, y el afectado se deje ¡claro!  Los piojos  suelen ser de tonos marrón, mientras que el color de las liendres es blanco; el tamaño de las liendres a veces hace que nos confundamos con pequeñas partículas de suciedad o de descamación , o como gotas de laca adheridas al cabello .  Cuanto más limpio está el cabello, y más largo, más les gusta habitar en él, porque pueden llegar con más facilidad al cuero cabelludo y alimentarse allí, y tienen mucha zona para poner los huevos.  Por cierto, la revisión es para toda la familia por si acaso…

     ¿Hemos encontrado piojos o liendres? ¡No desesperes! Ven a la farmacia  a por el tratamiento que más se adapte a ti en función de la edad, forma de aplicación, y consúltanos sin ningún tapujo. Puedes escoger entre muchos tratamientos como Paranix, Fullmarks, Goibi  y muchos más, con los que puedes estar seguro que, bien aplicado, solucionamos el problema. Si has elegido en spray/gel, hay que humedecer toda la cabeza de forma generosa con el producto, y después cubrir con un gorro de plástico (algunos tratamientos lo incluyen) o una toalla y dejar actuar el tiempo que indiquen las instrucciones. Y si es un niño o niña , ten preparado un buen entretenimiento ¡para que aguanten!

Después hay que lavar la cabeza:  si tu tratamiento lleva champú ahora es cuando hay que emplearlo;  si es sólo el spray o el gel  debes  de utilizar un champú suave o uno neutro como por ejemplo Klorane de Avena, o el champú fisiológico de La Roche Posay,  insistiendo bien en el masaje y aclarando abundantemente. Repite el proceso de lavado con champú y aclarado, y aplica algún tipo de acondicionador o mascarilla para retirar después mejor las liendres (aunque estén muertas, siguen pegadas al cabello). Para los niños puedes usar el spray  desenredante de Avena de Klorane, y para tí puedes aplicar la mascarilla de Mango o la de Dátil de Klorane que te ayudará en el proceso, y además le dará un extra de tratamiento reparador a tu pelo.

Tras el aclarado, queda pasar la liendrera a conciencia para eliminar todo rastro. Con buena luz, y mechón a mechón, desliza la liendrera de raíz a puntas (mejor con poco pelo en cada pasada), y límpiala antes de cambiar a otro mechón. Verás cómo se quedan en ella los puntitos blancos que antes eran liendres, dejando el pelo completamente desparasitado y limpio. Menudo alivio, ¿a que sí?

    Bien, ya hemos eliminado la infestación de la cabeza, pero ¿y del resto de la casa? Los piojos pueden vivir hasta tres días sin un huésped que les alimente, así que hay que eliminar cualquier posible foco de reinfección que pueda quedar entre nuestros objetos personales: sábanas, chaquetas, gorros, bufandas, gomas el pelo, juguetes,…y en general cualquier tejido que se pueda lavar en agua muy caliente para desinfectar bien. ¿y lo que no puedo meter en la lavadora? Pues en una bolsa de plástico que podamos cerrar hermético 4 días , metemos todo lo demás: peluches, juguetes delicados, ropa que no soporte agua caliente, etc. Aspirar perfectamente alfombras y cortinas no estaría de más, y no nos olvidemos de limpiar perfectamente peines y cepillos del pelo si no queremos  volver a llevarnos una desagradable sorpresa.

     Ya hemos acabado con ellos  pero  ¿Por cuánto tiempo? Asegúrate que se lo pones difícil utilizando cualquier tipo de repelente como el aceite del Árbol del Té, sprays como el de Neositrín que además desenredan el cabello (y huelen muy bien) o cualquiera de los que te podemos recomendar cuando vengas a consultarnos a la farmacia.

 Los sprays se utilizan todos los días  pulverizando en el cabello y después peinando normalmente. Los que ahora puedes encontrar son extra suaves con el pelo, se pueden usar a partir de 1 año,  tienen olor a manzana, a fresa, a mango, …evitan los temidos tirones y algunos hasta llevan protector solar, ¿qué más se puede pedir?

El aceite del Árbol del Té se puede usar en gotitas alrededor del cuello, detrás de las orejas, en el pelo…o añadir unas gotitas a tu champú habitual, y lavar como siempre. También disponemos de accesorios como diademas y gomas del pelo, especialmente pensados para poner el aceite en ellos y llevar a nuestras peques protegidas y guapas todo en uno.  Fácil y natural.

   No te cortes en pedirnos consejo, ¡estamos para eso! Te asesoramos de forma personalizada y buscamos juntos la mejor alternativa. Ven a vernos y resuelve todas tus dudas. ¡Aquí te esperamos!

No Comments

Post a Comment