Ortomol | ¿Tratas tu pelo con cabeza?
51579
single,single-post,postid-51579,single-format-standard,qode-core-1.0.3,ajax_fade,page_not_loaded,,brick-ver-1.4, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,transparent_content,overlapping_content,wpb-js-composer js-comp-ver-4.5.3,vc_responsive
 

¿Tratas tu pelo con cabeza?

tratastupeloconcabeza

¿Tratas tu pelo con cabeza?

Con el ritmo de vida que llevamos, la prisa, el estrés, la alimentación inadecuada… Nuestro cabello y cuero cabelludo también se resiente. Los productos que nos aplicamos para cambiarle el tono, o los sprays y espumas para el peinado, así como las planchas y secadores también contribuyen a su deterioro y envejecimiento. ¿Quieres recuperar la salud y belleza de tu pelo?

Lo primero es identificar bien el problema. ¿Tengo picor? ¿Tengo caspa? ¿Es grasa lo que apelmaza mi pelo? ¿Me lavo todos los  días el cabello, pero no consigo verlo bien? ¿El tinte me reseca las puntas? ¿Se me parte el cabello al cepillarlo? ¿Se me cae mucho? Obsérvate bien para conseguir el producto que más se acerque a tus necesidades. Si te cuesta trabajo, pregúntanos y te ayudaremos en todo lo que necesites, es muy importante detectar bien el origen para elegir el tratamiento más eficaz posible.

    Si tienes sensibilidad en el cuero cabelludo, hay que buscar fórmulas libres de parabenos y alcohol, con agentes calmantes y bases lavantes suaves que limpien sin resecar. Si tu problema tiene que ver con los tintes, y cada vez que te toca hacerte un retoque te asalta un picor muy fuerte del cuero cabelludo, no lo dudes: fuera amoniaco y resorcinol, busca tu tinte vegetal de larga duración, de colores ricos y duraderos que además, cuidan tu cabello de la raíz a las puntas dejándolo brillante y nutrido. Si te pica la cabeza y se te descama, tienes grasa, y has probado todo lo que se te ha ocurrido, ¿nos has preguntado? Para cada problema, una solución, y no dudes en acudir a tu médico de cabecera o dermatólogo si lo necesitas.

     Muy bien, ya tienes el producto más adecuado para ti, ¿y ahora qué? De nada sirve el mejor champú o loción si no sabemos aplicarlo correctamente.  Empecemos por la higiene del cabello y cuero cabelludo:

  Sea cual sea el tratamiento, el lavado debería comenzar con la higiene con un champú neutro que elimine todos los restos de suciedad y productos para el peinado que podamos tener. Así, cualquier champú de tratamiento o loción que apliquemos después actuará mejor y en mayor profundidad. Los champús se deben aplicar sobre el cuero cabelludo, repartiéndolo de manera uniforme y masajeando hasta que quede todo bien repartido. Después de aclarar bien, aplicaremos el tratamiento deseando, dejándolo actuar unos minutos antes de volver a aclarar abundantemente.

   Las cremas y mascarillas del pelo se aplican ahora, siempre de medios a puntas para no engrasar la raíz ni saturar el folículo piloso. El secreto de éste paso es moderación con los productos, aplicar más es gastar más. Espera el tiempo suficiente antes de aclarar, y si no tienes tiempo, utiliza los champús “dos en uno” para ahorrarte éste paso.  Con ellos protegerás tu pelo del calor de secadores, planchas, de la polución, o simplemente lo verás más bonito y sano.

     Las lociones y ampollas para evitar la tan temida caída del cabello se aplican en momentos diferentes, algunas antes del lavado y otras en cualquier momento del día. Depende del producto su uso, pero por norma general, hay que empezar dividiendo el cuero cabelludo en rayas por la zona superior de la cabeza, y hacia los lados,  y masajeando a continuación.  Recuerda que para que funcione perfectamente, es necesario tener el cuero cabelludo perfectamente sano, por lo que si tienes picor, rojez o descamación, primero hay que tratar ése problema.

   Llegado el buen tiempo, no hay que olvidar nunca un buen protector capilar. Sería una pena que el cloro, el sol, la sal, etc., estropeara ese color tan bonito que por fin te has atrevido probar y que tan bien te sienta.  Úsalo como tu crema solar, aplícalo generosamente antes y durante la exposición, y presume de pelazo.

    Y la regla de oro: pregúntanos, ven a pedir consejo, acude a tu médico o dermatólogo, y no te quedes con ninguna duda a la hora de resolver tu problema. Estamos encantados y a tu disposición.

            Disfruta de tu cabello con salud.

No Comments

Post a Comment